Mailing MAYO-JUNIO 2021

productos de oferta

Consultar con un quimico farmaceutico

 

Consejos sobre la fotoprotección

Consejos sobre la fotoprotección

 

 

EXPOSICIÓN SOLAR: ¿Cómo me cuido? ¿Cómo elijo el protector solar?


La radiación solar es fuente de vida en la tierra y posee ventajas sobre nuestro organismo
como ser: desarrollo óseo y del sistema inmune, produce la muerte de patógenos,
proporciona calor y genera buen humor. Pero la exposición solar de forma no controlada
supone un riesgo ambiental para la salud, principalmente por sus posibles efectos
perjudiciales en nuestra piel como quemaduras, fotoalergia, envejecimiento prematuro,
mutaciones genéticas y cáncer de piel.
La fotoprotección tiene como objeto prevenir el daño que ocurre en nuestra piel como
resultado de su exposición a la radiación ultravioleta.
Generalmente se asocia el término al uso de fotoprotectores solares pero involucra un
conjunto de conductas como ser:
● buscar preferentemente un espacio de sombra, recordar que las nubes no protegen
de la radiación solar
● no estar expuestos al sol entre las 10 y 16 hs.
● usar ropa adecuada, sombrero y lentes de sol
● no exponer a niños menores de 3 años al sol directamente
● revisar la piel y ante heridas que no cicatrizan o lunares que cambian su aspecto,
consultar con un médico.
Luego de comprender la importancia de la incorporación de estas medidas a nuestros
hábitos de vida, es importante elegir un protector solar adecuado .
Los protectores solares son excelentes productos farmacéuticos pero debe ser utilizado de
forma correcta para que los resultados sean los esperados.


¿Cómo elijo el protector solar adecuado para mí o mi familia?


Es necesario leer detenidamente la etiqueta y ubicar la sigla FPS que significa Factor de
Protección Solar. El FPS es únicamente una medida de protección frente a la radiación
UVB. El mismo indica cuanto es el tiempo que podemos exponernos al sol sin recibir
quemaduras, su fórmula es el múltiplo de la cantidad de veces que puede la piel exponerse
al sol con protección solar tópica para producir igual enrojecimiento que sin dicha
protección. El FPS se elige de acuerdo al fototipo - clasificación del tipo y color de piel- ,
actualmente se considera que el mínimo recomendado es el FPS 30, pudiendo ser más alto
para niños y personas con piel sensible así como antecedentes de patologías de piel.
El FPS no es el único criterio a tener en cuenta a la hora de elegir producto. Es conveniente
que el fotoprotector también ofrezca protección frente a los rayos UVA.
Otro aspecto a tener en cuenta es la formulación del protector y el tipo de piel, para una piel
grasa, acnéica o con vello será mejor un producto en spray o emulsión, en tanto para piel
seca será más adecuada la crema.
Sobre la resistencia al agua, están los resistentes al agua (Water Resist) en los que una
aplicación resiste dos baños de 20 minutos y los impermeables al agua (Water proof) en los
que una aplicación resiste cuatro baños de 20 minutos.
A su vez el tipo de actividad que se desarrolle condiciona la elección, para actividades
acuáticas o deporte preferible uno de tipo Water proof, en tanto si la costumbre es baños
cortos uno Water resist es suficiente.

 

Uso adecuado - recomendaciones para lograr los mejores resultados del producto

 

Es fundamental que la aplicación del protector solar se haga 20-30 minutos previo a la
exposición al sol, así como hacerlo sobre una piel limpia, seca e hidratada para que su
aplicación sea más eficiente.
Se debe cubrir de forma generosa toda la superficie expuesta, sin olvidar rostro, cuello,
orejas, escote, empeines; y volver a aplicar cada 2 horas, o luego de un baño prolongado o
sudoración intensa.
No aplicar sobre la piel perfumes o colonias con alcohol y esencias vegetales porque son
fotosensibilizantes.
Además es recomendable utilizar protección labial.
Si bien es frecuente hablar de exposición al sol, cabe destacar que la protección se realiza
frente a la radiación solar, quien también se encuentra presente en días nublados.
Un correcto almacenamiento del fotoprotector es fundamental para mantener las
características del producto por lo que se recomienda no exponerlo al sol u otras fuentes de
calor, y no utilizar un protector solar en uso desde el año anterior.

 

Medicamentos y fotosensibilidad

 

Un aspecto importante en el cuidado de la salud particularmente en verano es la
fotosensibilidad definida como la respuesta exagerada o anormal de la piel a la luz solar o
a una fuente artificial de rayos UV, que se manifiesta clínicamente de diversas maneras
(quemaduras, rash cutáneo, urticaria, pigmentación anormal) que un médico podrá
diagnosticar.
Existen medicamentos fotosensibilizantes que provocan estas respuestas en la piel.
Algunos de usos muy comunes como anticonceptivos, antibióticos, analgésicos,
antihistamínicos, antihipertensivos, antidiabéticos, etc.
Su uso no implica el desarrollo de una reacción de fotosensibilidad, pero es recomendable
conocer esta posibilidad y mencionarla al médico.
Se pueden tomar medidas preventivas como el uso de un fotoprotector con FPS más alto,
ropa adecuada, evitar largas exposiciones al sol, y si es posible puede administrar el
medicamento en la noche pero nunca suspender el tratamiento sin consulta con el médico.
Para ampliar información sobre cualquiera de los aspectos desarrollados en este artículo no
dudes en consultarnos.


Bibliografía


Alcalde, M. Teresa. Fotoprotección 15 consejos para un bronceado seguro. Farmacia profesional, Vol. 26,
Núm. 3, Mayo-Junio
2012
Gilabertea Y., Coscojuela C., Sáenz M., González S. Fotoprotección. Actas Dermosifiliogr 2003;94(5):271-93
Ramos S. Verano: Verdades verdaderas para disfrutarlo mejor. Revista del Casmu, págs 20-23
http://blog.sefh.es/reacciones-fotosensibilidad-medicamentos/ consultado 11/12/2020

Archivo de Blog
Copyright ® 2021 Pigalle Farmacia. Todos los derechos reservados. Powered by nopCommerce. Designed by AgileWorks.
Filtros
Sort
display